Amor jurado junto al quicio de tu ventana cerrada (poema)

amor

jurado

junto al quicio

de tu ventana

cerrada

*

Miró,

María,

donde Javier lucía

y le gustó,

vio

cómo

ella misma

miraba

y se gustó,

envenenándose

de ilusiones

a prueba

de razones,

sin reproches

vivió

como esa ilusa

capaz

de gozar

cada día

y aun llegó a creer,

palidece su piel,

que sólo los locos

que guardan,

que aguardan,

se quieren

y se hacen querer.

*

Volviste

la cabeza

un día raro,

María,

donde alguien

dijo

que te luciría,

y a la segunda

de cambio,

de contrabando,

encontraste

la redención

tonta

en el trabajo,

aparcaste

las penas

de cuajo

en una choza

de lujo

y en prosa

dijiste

a Javier

que la inocencia

únicamente

es buena

para nenas

que juegan

con muñecas,

que los príncipes

sólo

besan

bonito

en el reino

sin  piedad

de los cuentistas

y las meretrices.

*

Venció

lo tuyo,

María,

cuando

el orgullo

derrotó

a la magia

y lo que te valía

lo vendiste

por cuatro pesos.

*

Y hoy me nombras

con desprecio.

¿Amor?,

me maldices…

*

Y es vuestro amor

quien

te asegura,

ese tercero

en concordia

y en discordia

apoyado

en el quicio

de tu ventana

cerrada

os jura,

María,

que lo vuestro

no ha muerto,

ni se ha quemado

ni se ha escondido,

lo vuestro

lo guarda Javier,

y tú puedes sentirlo,

chiquilla,

olerlo,

palparlo,

otra vez

y una más,

en la noche oscura

o en la clara mañana,

en lo más eterno

que nunca

será…

*

(A mi amiga Idoia)

©Poema original de Iñaki Etxebarria

Anuncios

~ por Iñaki Etxebarria en 4, abril 2010.

5 comentarios to “Amor jurado junto al quicio de tu ventana cerrada (poema)”

  1. envenenándose

    de ilusiones

    a prueba

    de razones,

    ME ALEGRA VOLVER A LEER ALGO SUYO ME ENCANTO EL POEMA REALMENTE MUY BUENO AQUI LE DEJO LO QUE MAS ME GUSTO

    SALUDOS

  2. Hermoso… hacia mucho que no pasaba por aqui, pero veo que hacia mucho que no escribias tampoco…

  3. María
    jurado
    cornucopia
    de un amor brindado
    María
    Javier
    esencia
    no se ve

    Qué bueno volver a leerte
    Feliz regreso!

  4. Gracias cariño…por el poema,por tu sabiduria y sobre todo por tu amistad que sabes reciproca.Toneladas de besos.He encontrado un poema que creo que te gustara aunque solo sea por ver que algo voy aprendiendo del amor,jeje!
    Lo peor del amor cuando termina
    son las habitaciones ventiladas
    el solo de pijamas con sordina
    la adrenalina en camas separadas.
    Lo malo del despues son los despojos
    que embalsaman los pájaros del sueño
    los telefonos que hablan con los ojos
    el sístole sin diástole ni dueño.
    Lo más ingrato es encalar la casa
    remendar las virtudes veniales
    condenar a galeras los archivos.
    Lo más atroz de la pasión es cuando pasa
    cuando al punto final de los finales
    no le siguen dos puntos suspensivos.

  5. No se porque aparezco con ese nombre pero tu sabes que soy Idoia…y el poema es de Joaquin Sabina…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: