El creyente y el practicante (preguntas)

El creyente y el practicante

¿Quién es el creyente, el que dice creer en Dios y no obra en consecuencia o el que dice ser ateo y obra en justicia?

¿Quién es el practicante, aquel que va a misa y luego roba o aquel que no va a misa y es honrado?

¿Quién es el creyente, el que cree en Dios o el que cree en las cosas que a Él se le suponen?

¿Quién es el practicante, aquel que sigue los preceptos de su religión o ese otro que sigue los dictados de su conciencia?

¿Quién es el creyente, el que cree sólo en Dios o el que cree en la gente?

¿Quién es el practicante, ¿el que se casa por una religión y luego es infiel a su pareja o el que convive sin firmar papel alguno y es leal toda la vida?

¿Cree usted que si hemos inventado la fe será porque algo o alguien la merece?

¿Cree usted que la fe sin obras sirve para algo?

Anuncios

~ por Iñaki Etxebarria en 25, febrero 2009.

13 comentarios to “El creyente y el practicante (preguntas)”

  1. Hola Iñaki, pasé por tu sitio. Gracias por agregar el enlace a mi blog. Heres muy amable. Cariños

  2. Amigo, las mismas preguntas que me hice allá cuando tenía mis 15 años recién cumplidos.
    Por aquel entonces debatía con mi querido maestro a la sazón franciscano.
    La conclusión es clara.
    Quedo patente también que el pertenecer a una secta –religión, ideología, etc.- marca tu comportamiento e indudablemente tu capacidad de razón.

    RESPUESTAS –que me he dado y comparto, no son pues dogma-:

    1. La fe no fue inventada. Fue sentida.
    No todos percibimos los estímulos en igual intensidad. Así como yo siento el dolor de forma diferente e insoportable, otro de forma superior, menor o nula.
    Nada que reprochar.

    2. La fe sin obras vale solo y en exclusiva para la individualidad.
    La obra individual, también sirve o ¿acaso no es obrar llevar la carga de otros? –pon ejemplos, seguro que los tienes a miles en tu vida cotidiana-.
    Lo malo de las obras colectivas es que por el ultimo bien de la misma. Se convierten en sectas que degeneran la justa obra.

    Salu2

  3. Bueno ,creo que debemos primero analizar una por una las preguntas ,y es muy dificil ,ya responder la primera ,yo diria muy dificil ,todas ,o llevaria mucho tiempo y cada cual daria una distinta opinion como es lógico ,porque cada cual vive su FÉ…Tal como pones las preguntas y asi se comportan muchos ya sabemos las respuestas…Pero ahora yo te digo ,que cuando no siges a hombres ni religiones si no AL CRISTO VIVO .Todo cambia y no hay ni creyente ni practicante ,si no que le sigues a ÉL,y todos somos uno .Quien soy yo .Yo soy tu …Iñaki que ÉL te Bendiga ese es mi deseo …Un abrazo desde el alma…

  4. El gran dilema, que me alejó de la religión heredada.
    Pasó el tiempo y me creí atea y mientras, lenta y silenciosa me fui acercando a otras religiones, hasta que descubrí en mí, claro, que todas hablan del mismo Dios, pero que somos los seres humanos los que le otorgamos distintos mandamientos.
    El creyente y el practicante creen en Dios, sólo que el primero lo pone afuera y queda sujeto a imposiciones arbitrarias y contradictorias con su propia naturaleza y el segundo lo lleva consigo (aunque no lo sepa), y queda sujeto a contraversias dogmáticas. De manera distintas, ambos viven en la contradicción.
    Cariños y gracias por pasar mi blog!

  5. La reflexion que haces es la que se hacia mi abuelo ,que Dios lo tenga en Su gloria .Bendiciones…

  6. Como siempre un gozo pasar por aquí. Yo cojo, de todas y cada una, la opción “b”. Y respecto de las 2 últimas, primero, no creo que hayamos “inventado” la fe porque algo o alguien lo merezca, sino como solución final a los problemas que no la tienen (la muerte, principalmente).

  7. Realmente nunca has conocido Cristiano que intente ser semejante a Jesús…muchos lo desean , mas pocos lo logran…pero los hay.Eso no lo niego.

    bendiciones

  8. Ni practicante, ni creyente…alguien que intenta ser como Jesús eso soy yo. Y es dificil, pero no imposible.

  9. Estimado Diego, sí he tenido la suerte de conocer gente como Jesús, mujeres y hombres, y comparto tus ideas. Pero, acaso no son igualmente válidas esas personas que siguen otros dictados, en cualquier otro lugar del mundo. No, no somos los cristianos los únicos creyentes, ni siquiera los mejores. Gente como Jesús hay, estoy seguro, pero no todos son cristianos, ni siquiera religiosos, en el sentido más ortodoxo.
    Gracias a tod@s por vuestras valiosas respuestas.
    Un abrazo de creyente y practicante, nada ortodoxo.

  10. para mi ser cristiano significa ser integro con lo que profeso…como dices algunos cristianos son un tanto cinicos. Yo no quiero ser parte de ese Club , solo quiero ser lo que Dios desea que sea , para ello leo la Biblia.

    Creo que la diferencia entre alguien bueno y uno cristiano es solo que no reconoce a Jesús como su salvador.

    el punto de termino es que Dios nos ama y deberiamos manifestarle amor nosotros tambien.

    bendixcs

  11. no es por obras para que nadie se glorie, sino por FE, tenes que estudiar las sagradas escrituras

  12. Es muy interesante tu reflexión. Creo que un verdadero practicante deberia de dar el ejemplo. Aunque muchos no lo hacen. Puede ser dificil, pero no imposible. Hay muchos que dicen ser practicantes pero solo terminan siendo creyentes. Considero que si se tiene fe, debe haber obras y no buscar a Dios interesadamente solo para que solucione los problemas de nuestra vida. Sino amarlo y pedirle que nos haga sabios. Tengo mi pensamiento en cuanto al ateo… Cuando hablan de la bondad, la bondad es relativa también. Hay muchos ateos que hacen un bien a la humanidad, haciendo obras de caridad, por ejemplo. Sin embargo, quizás actúan mal en otro sentido, por ejemplo, siendo infieles, o siendo soberbios, discriminatorios. Entonces toda la buena obra que pueden hacer esta muerta… Porque no lo hacen de la manera correcta, lo hacen sin fe. Y cuando una buena obra se hace sin fe, se cae en la trampa de hacerlo por ego personal, por reconocimiento.
    Por favor, no quiero ofender a nadie. Pero si que reflexionen si no tienen malas acciones. A veces no es solo hacer el bien, sino no hacer el mal. Y a nadie. Esto es para cualquier tipo de religión. Esto no significa que los prácticantes sean títeres y cumplan todos los caprichos de los demás para hacerles el “bien”. Muchas veces vi como fueron juzgados por eso. Una diferencia es hacer el bien. Otra es cumplir caprichos.

  13. Hola Porotazuki. Me parecen muy oportunos tus comentarios y los agradezco porque enriquecen el debate. La única de tus afirmaciones con la que siento disentir tiene que ver con que los egos y la búsqueda de reconocimiento a la hora de acometer buenas acciones no tiene nada que ver con que un@ tenga o no fe, creo que ésta no se necesita para obrar bien o no, que cualquiera, sea o no creyente, puede ser una buena persona. Yo soy creyente y no tengo nada en contra de los no creyentes o de los creyentes de otros credos diferentes al mío. De hecho, y creo que ésta es la piedra angular del asunto, ¿hay, acaso, dos personas que crean exactamente lo mismo? ¿Hay acaso dos personas que vean lo mismo al mirar la misma cosa? ¿Hay dos personas que vean o interpreten al mismo Dios? ¿Somos conscientes de que cuando hablamos del Creador ningún creyente lo imagina igual?

    Un beso

    Iñaki Etxebarria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: