Pon un pompón para mi Pepón (poema)

 

 

Pon un pan para mi papá.

Papas pon para mi mamá.

Pon un pompón para mi Pepón.

Y pim pam pum para ti patán.

¡Va para usted, mujer!

Iré adelante cuando encarrile,

detrás cuando usted vacile.

Volveré a tenerla, ay nena,

si me dice que me entiende.

Me tendrá de frente, mujer,

si me dice que me pierde.

No me moriré hasta cogerla.

No buscaré hasta que la encuentre.

Cantos, nena, de alma buena.

Dígame  que no me teme,

y viajaremos al espacio;

dígame que no me oye,

y llegará un invierno frío;

pero dígamelo despacio,

 que duele.

Páseme bajito un tornado.

Quémeme hasta llegar al hueso.

Miéntame que no fue por mi ser 

que nuestro niño José ha muerto.

Apúrese, de mi parte,

póngale pompones a Pepón,

cuéntele un cuento y dele un beso;

pero, un favor, no le despierte.

Ay nena, sólo yo la amo.

Ay nena, sólo usted me llena.

Llámese.

Únicamente usted se tiene.

Yo no más la quiero, amor mío,

más que a nada ni a ninguna.

¡Y para ti, más que cabrón,

dueño de una guerra sin final,

pon un pompón para mi Pepón

y pim pam pum para ti patán!

 

 

©Poema extraído de la novela “Agüita seca (la fábula de Jadiya y José)”, by Iñaki Etxebarria, publicada en lulu.com

Anuncios

~ por Iñaki Etxebarria en 6, enero 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: