Clasismo y hogar común (artículo)

Con demasiada frecuencia, en demasiadas partes, sentimos al eterno “otro” como una oposición, no como un complemento. Y esto no tiene el más elemental sentido común en un Universo cuya vocación es preservarse. Es la intolerancia una condición humana con un papel decisivo en la suerte de nuestra especie, que no debemos subestimar. El clasismo, como el sexismo o el racismo, no es sino un producto más de ella, de nuestra falta de respeto a la diferencia.

La deficiente relación entre patronos y trabajadores, entre jefes y subalternos, tan importante para nuestra felicidad, se merece una nueva conciencia en nuestra filosofía del trabajo. Si ambos, obreros y patronos, buscásemos los mismos fines en la producción, nuestra relación no se basaría en el dominio sino en la cooperación, y nuestras comunidades no serían marcadamente clasistas. Pero esto es imposible en tanto no se socialice “el capital”, quien debe cuestionarse su papel en el retroceso espiritual humano, en tanto no se socialice el trabajo, y, en consecuencia, la producción y el consumo, en tanto prevalezcan las excluyentes ideologías de clase, el capitalismo y el comunismo, y continúe presente un mundo del trabajo dividido visceralmente en clases, no en oficios. Y ello nunca será posible si no creamos los mecanismos jurídicos supranacionales que regulen las funciones básicas de los agentes económicos nacionales, así como sus limitaciones. Y nunca los habrá si no los demandamos al unísono. Pero, ¿quién puede hacerlo?, ¿quién puede exigir la democracia económica? Creo que únicamente las sociedades civiles organizadas, sensibles a la evolución humana.

En el desarrollo de las sociedades civiles reside la esperanza de superar un mundo dividido en géneros, en razas, en clases. Es la sociedad común este espacio natural de encuentro pacífico de todas las condiciones y expresiones humanas, el necesario para educarnos en la tolerancia, acaso el más importante logro cultural y social de unos humanos nunca del todo libres. No hay recetas mágicas. Para entrar en ella, algo hemos de dar. Cada cual ha de preguntarse sobre lo que puede aportar a este bien común en el que todos podríamos estar incluidos, también nuestros descendientes.

En las sociedades civiles más evolucionadas, en aquellas en que la distribución de la riqueza es más equitativa y, en consecuencia, se camina hacia la superación del clasismo, la dialéctica nacional entre ricos y pobres debe trasladarse a las comunidades humanas menos favorecidas del planeta. Es preciso llevar el compromiso ético de un mundo más justo al terreno supranacional, dueño de la dialéctica global entre las dos mismas castas de siempre, la opresora y la oprimida, de la que todos formamos parte en tanto no progrese en el humano una conciencia universal basada, como es de sentido común, en la tolerancia y la cooperación entre iguales.

Y es que las personas deberían estar por encima de los géneros, las clases o las ideologías…

¡Entren, pues, ricos y pobres de cualquier parte, en el hogar común!…

Anuncios

~ por Iñaki Etxebarria en 15, diciembre 2008.

2 comentarios to “Clasismo y hogar común (artículo)”

  1. lO HE VISTO MUY INTERESANTE ,te felicito ,ya que lo que has expuesto lo veo a un nivel intelectual elevado ,a un nivel global muy interesante ,no creo que todos quieran cambiar, solo hay que mirar alrededor ,como funciona los bancos ,las empresas ,privatisacion .De todas maneras si no lo hacen ahora voluntario ,llegara y esta llegando ya que lo van a tener que hacer por las circunstancias de la vida ,el clima ,los cambios economicos ,y lo demas …Saludos y SUERTE .Bediciones…

  2. Gracias Inaki, por abrir mi mente un poquito más, con tus palabras.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: