Mujer y hombre, la cooperación elemental (artículo)

Puede que el hombre hubiera de detentar el poder de la pareja en unas condiciones primitivas en las que el uso de la fuerza y las armas fueran argumentos principales para la supervivencia del clan cazador, acaso durante varios millones de años. Lo cierto es que las huellas de este dominio, cuestionable en su necesidad, prevalecen hasta nuestros días. De tal guisa, sin la posible rebeldía de una mujer maniatada a la servidumbre, el machismo entró galopante en todos los ámbitos de poder, estableciéndose en el quehacer diario de la comunidad, generándose una visión patriarcalista de la vida en sociedad que, día tras día, sostienen y reproducen, involuntariamente, millones de abnegadas mujeres en todo el mundo, ninguneadas, en demasiadas partes, por una Historia escrita por hombres sin honor.

Es obvio que toda comunidad alberga carencias fundamentales cuando el poder se encuentra desigualmente repartido entre los géneros. Tanto si es machista como “hembrista”, patriarcal o matriarcal, una sociedad será siempre incompleta, rota, injusta. La colaboración entre un hombre y una mujer ha sido, es y será la forma elemental de cooperación humana, nuestro principal argumento civilizador. Pero seamos realistas. El necesario acercamiento entre los géneros no será posible si nada hace la mujer por captar una parte de la autoridad masculina para sí misma y para su género, en tanto que ella no progrese como uno de los sujetos naturales del poder político y económico, si nada hace el hombre por erradicar de su conciencia la dominación sobre ella, por eludir aquellas conductas largamente arraigadas en su cultura y, puede que luego de tanto tiempo, también en su genética.

               ¿Y bien, quién habrá de ser el principal beneficiado con la progresiva incorporación de la mujer al poder?… Sin duda, lo será la sociedad misma, la humanidad en su conjunto. Tanto tiempo cerca de los problemas cotidianos, de los desvalidos, de las personas pequeñas y las personas de la última edad, han dotado a la mujer de una percepción de la realidad respetuosa, sabia y sensible, complementaria a la del hombre en el logro de cualquier bien compartido.

Por ello, en honor a la justicia y la inteligencia, dotado del poder que detento como hombre, condeno la violencia que ejercemos contra ellas, me demando la incorporación plena de las mujeres en la sociedad común y me exijo que dispongan de todo el espacio para ser ellas mismas…

Anuncios

~ por Iñaki Etxebarria en 26, noviembre 2008.

Una respuesta to “Mujer y hombre, la cooperación elemental (artículo)”

  1. Te felicito por el articulo escrito ,que creo que todos deberiamos leer, ya que es él que mas se acerca a la realidad y lo enfoca con una madurez digna de felicitar …Te deseo lo mejor …El dia que se le de el equilibrio completo ,como en la balanza los dos pero no solo mujer ,no solo hombre ,los dos unidos y caminando juntos uno al lado del otro ,creo que entonces ,empesaremos un NUEVO CAMINAR ..HOMBRE Y MUJER ,no solo mujer ,no solo hombre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: